Saltar al contenido

Cuida tú smartphone y su batería del calor

En temporadas de calor es importante mantener bien cuidado el celular; el calor, el agua, la humedad y la arena pueden convertirse en enemigos de un aparato que puede ser muy costoso.

Los teléfonos celulares se convirtieron en una extensión del cuerpo, los seres humanos no nos despegamos de este aparato que se ha vuelto indispensable, por eso cuando este se daña o se interrumpe la conexión a internet, se sobreviene la tragedia.

En la última década la utilización de los teléfonos celulares ha aumentado en un 102% y la mayoría de las personas hacen uso de este cerca de 3 horas al día, aunque existen quienes no “lo sueltan”, por tal razón es primordial que siempre se encuentren en buen estado y nunca está demás tener en cuenta varias recomendaciones.

Tenga cuidado con el calor

Al igual que cualquier aparato electrónico, el calor afecta a los teléfonos celulares y las altas temperaturas pueden causar daños serios, de manera que no se debe exponer el aparato al sol y al calor directo porque se calienta la terminal y su funcionamiento se puede estropear.

Póngalo a la sombra

De nada sirve tenerlo dentro de un maletín o cartera si existe calor excesivo, estar dentro de uno de estos recipientes puede aumentar el calor sobre el mismo, lo recomendables es que se guarde a la sombra, y preferiblemente, que se apague.

Tener el teléfono a la sombra evita que se recaliente, porque si ocurre esto, la batería y los componentes electrónicos se pueden afectar, algunos teléfonos cuentan con un sistema que al detectar sobrecalentamiento se desconectan, pero también existen aplicaciones que advierten cuando se alcanza alta temperatura.

Ojo con el agua, en especial la salada

Si va al mar procure no mojar el teléfono, esto es aplicable también para agua dulce, y cuando se manipule el aparato es importante hacerlo con las manos secas, así la terminal no se verá afectada por la humedad. La humedad, los bloqueadores solares, el agua y la arena son los grandes enemigos de los celulares en vacaciones.

Evite dejarlo caer al agua

Muchos celulares son sumergibles, pero en caso de que caiga al agua es mejor apagarlo y no intentar encenderlo, hay que retirar la batería, la tarjeta SD y la tarjeta sim, sóplelo o sumérjalo en arroz o en bolsitas de gel de silicio que se usan en los armarios y en los zapatos.

Lejos de la arena

Si el celular entra en contacto con la arena, sople los granos, límpielo con un trapo, pero no lo frote para evitar rayarlo, apáguelo y limpie los granos de las aperturas exteriores.

Con buenas costumbres de cuidado el teléfono seguirá funcionando bien y extenderá por más tiempo una buena inversión.

Fuente: Colombia.