Saltar al contenido

Deja de funcionar Windows fresh start en Windows 10

Una función de Windows que me encanta es Windows fresh start o instalación limpia. Y es que, desde que fuera implementada en el sistema operativo de Microsoft, allá por 2017 con la Creators Update, ha permitido simplificar de manera muy significativa ese procedimiento tan común para mucho de tener que formatear y reinstalar el sistema. Una operación que algunas personas no llevan a cabo nunca, pero que otras realizan de manera tan periódica que hasta lo anotan en sus calendarios para recordar cuando toca hacer limpieza. Un sistema perfecto para limpiar Windows.

Y es que, si no conoces Windows fresh start, debes saber que su misión es la misma que la de formatear y reinstalar, solo que ahorrándote una parte importante del proceso: la restauración de los datos, ya que elimina las aplicaciones instaladas y revierte la configuración de Windows casi por completo a su estado inicial (como recién instalado, casi huele a nuevo) pero no formatea el disco y, por lo tanto, mantiene los archivos y documentos del usuario (no así la mayoría de las configuraciones del SO y aplicaciones, etcétera).

El problema es que, tal y como informa HTNovo, Microsoft ha eliminado Windows fresh start de Windows con la actualización de mayo del sistema operativo. Y, lo que es peor, no la quitado por completo, ya que su interfaz (y el acceso a la misma, claro) se mantienen, pero ha dejado de funcionar. En su pantalla de inicio solo muestra un enlace a una web en la que, se supone, se muestra información adicional. Sin embargo, al acceder a la misma lo que se obtiene es información sobre cómo acceder a la aplicación… un bucle infinito, sí.

Microsoft no había informado de su intención de eliminar esta herramienta, que desde 2017 está integrada en el sistema operativo. Lo que sí que han hecho es ofrecer una herramienta alternativa, que puede descargarse de Internet y que, en teoría, tiene la misma función. Sin embargo lo que ofrece no es exactamente lo mismo. Y es que mientras que Windows fresh start eliminaba todo el software instalado, incluidas las aplicaciones que se incluyen desde el inicio en ordenadores de muchos fabricantes, esta nueva herramienta mantiene estos últimos.

Sin querer ser malpensado, esto ya invita a pensar en la razón por la que Microsoft ha eliminado Windows fresh start: ¿presión por parte de los fabricantes por mantener las aplicaciones que ellos instalan en los sistemas nuevos de sus clientes? No olvidemos que este tipo de añadidos siempre suelen serlo por alguna razón económica, por lo que tiene sentido que no les guste que Windows facilite su eliminación.

Según el uso que se le de a un ordenador, emplear Windows fresh start o formatear y reinstalar tiene más o menos sentido. Por ejemplo, aquellos usuarios que están constantemente probando nuevas aplicaciones, instalando betas, trasteando la configuración del sistema y que, además, necesitan el máximo rendimiento que éste les pueda ofrecer, la hora u hora y media que puede llevar esta operación se verá rápidamente amortizada, amén de que se evitarán, con toda seguridad, conflictos y fallos de Windows.

¿Qué opinas tú? ¿Has empleado Windows fresh start en alguna ocasión? ¿Prefieres el formatear y reinstalar de toda la vida? ¿O por contra eres de esas personas que antes de tener que formatear y reinstalar ya han cambiado de PC? Y con respecto a su eliminación, ¿crees que se trata de un fallo en la actualización de Windows y que volverá próximamente, o piensas que esto es una despedida definitiva?

Fuente: Muycomputer.