Saltar al contenido

Entrene su cerebro con la tecnología

Neuro Entrena ofrece una herramienta que permite intervenir sobre alteraciones del sistema nervioso.

Durante los últimos años, la tendencia por entrenar el cuerpo y mantenerse en buen estado de salud, se ha extendido a buscar entrenar el órgano más importante que tienen los seres humanos: el cerebro. Y es que las personas ya no solo desean tener cuerpos atléticos, sino también ser más inteligentes emocionalmente, contar con mayor memoria, mayor concentración y evitar enfermedades, hoy tan comunes, como la demencia, la depresión, el párkinson y el alzheimer.

En medio de ese contexto, compañías como Neuro Entrena, con sedes en Bogotá y las principales ciudades de Boyacá (Tunja, Duitama y Sogamoso), se dedican a entrenar el cerebro de sus usuarios a través de la tecnología neurocientífica llamada ‘Neurofeedback’.

Neurofeedback es una de las herramientas que la tecnología ha proporcionado para permitirle al cerebro humano intervenir sobre cualquier síntoma que provenga de alguna alteración del sistema nervioso, como por ejemplo, trastornos del sueño, ansiedad, depresión, déficit de atención, migrañas, autismo, dolores crónicos y condiciones como el párkinson y el alzheimer.

Fabio Hurtado, uno de los psicólogos que aplica esta tecnología, afirma que “son cientos los usuarios que han mejorado sus estados emocionales y atencionales, sus problemas del sueño y otros dolores crónicos”, y asegura que, “el cerebro, al igual que los músculo del cuerpo, se puede entrenar. Para eso, solo necesitamos las herramientas necesarias y la disciplina para generar cambios significativos y así, mejorar la calidad de vida de las personas”.

Muchos creerán que entrenar el cerebro funciona solo para personas con las dificultades anteriormente mencionadas. No obstante, mejorar el desempeño personal y evitar sufrir problemas de salud mental, como los que se enfrentan por gran parte del mundo en la pandemia actual, ha venido siendo esencial para todos, desde grandes empresarios, hasta amas de casa, atletas y estudiantes.

Sesiones con grandes resultados

Durante la sesión, la cual tiene una duración de 40 a 50 minutos, el usuario no tiene que hacer nada diferente a ver una película que él mismo escoge en internet. Así, en cada sesión, se ubican cuatro electrodos en la cabeza del tratante. Los electrodos permiten leer las frecuencias cerebrales que luego serán codificadas dentro de la película que está viendo en ese momento, lo que indica que son de lectura y no hay corriente ni dolor, ni ningún elemento nocivo o efecto secundario que la persona pueda experimentar.

Mientras la película transcurre y el profesional modifica las frecuencias cerebrales, el paciente experimenta un estado de bienestar global. Aquellos que van con dolores de cabeza o corporales, son conscientes de cómo el dolor desaparece sin necesidad de consumir ningún medicamento. También, quienes van con contracturas musculares pueden observar cómo su cuerpo se relaja «mágicamente».

Actualmente, se sabe que los pensamientos generan emociones y que esas emociones tienen efectos sobre la salud física y mental. Esto significa que, desde un punto de vista netamente fisiológico, cada uno es responsable de su propio bienestar físico y emocional, sin embargo, si a muchos les cuesta no sentirse afectados por lo que pasa afuera, es porque no les es fácil transmutar un panorama social con tinte de gris en pensamientos positivos y es ahí donde se puede aprovechar de la neurociencia para lograrlo.

En conclusión, esta tecnología ayuda al cerebro y todo el sistema nervioso a calibrarse de manera inconsciente. Asimismo e independientemente de los pensamientos, se entrenan para quitar bloqueos y encontrar nuevas formas de reaccionar ante el estrés, la ansiedad y la depresión. De este modo, se logra mejorar significativamente la calidad de vida evitando inconvenientes como problemas de sueño, dolores crónicos y problemas de atención y concentración.

Fuente: Eltiempo.