Saltar al contenido

Razones por las que la tecnología 5G se estanca en Italia

Lanzada con gran pompa en octubre del 2018, la nueva generación de telefonía móvil 5G, considerada una revolución en las telecomunicaciones, se ha estancado en Italia por razones financieras y burocráticas.

La digitalización y automatización de la industria, la posibilidad de conectar objetos y electrodomésticos del hogar, la realización de intervenciones quirúrgicas con control remoto, son algunas de las promesas que ofrece la 5G y que Italia quiere aprovechar.

Desde finales del 2018, mucho antes que otros países, Italia subastó las frecuencias, obteniendo 6.500 millones de euros.

«Italia siempre ha estado a la vanguardia en las telecomunicaciones móviles. Fue el primer país del mundo que introdujo la tecnología 3G», afirmó Andrea Rangone, profesor de la escuela de negocios Politécnico de Milán.

«El teléfono móvil siempre ha sido un objeto de culto, se ha convertido en un componente más del estilo de vida italiano, se ha extendido masivamente, mucho más que el computador portátil», recalca el experto.

Sin embargo, el lanzamiento del sistema 5G se ha frenado debido en buena parte a la lentitud del aparato administrativo.

«Los costos resultan significativamente más altos para las empresas con respecto a otros países» y por lo tanto «la rentabilidad cae», se lamentó recientemente Enrico Barsotti, dirigente del segundo operador del país con Wind Tre.

«Invertir en Italia es muy difícil: los límites impuestos para las emisiones electromagnéticas figuran entre de los más estrictos del mundo y no hay certeza sobre los tiempos de realización de las obras debido a la burocracia», se quejó.

Autorizaciones y falsas noticias

Las autorizaciones «dependen de reglas que pueden variar de una región a otra, o incluso entre un municipio y otro», señaló Barsotti.

La misma queja proviene de Fastweb: «Es probable que los procesos de autorización terminen por ralentizar la instalación de las redes 5G», explicó el grupo.

Además, las falsas informaciones que circulan sobre los «presuntos peligros» que implica la 5G para los consumidores, como acusarla de propagar el coronavirus,  también han afectado el sector.

«En realidad, las frecuencias empleadas por 5G son exactamente las mismas que se han utilizado en los últimos 20 años para otras tecnologías móviles y cuyos efectos sobre la salud han sido ampliamente estudiados», precisó Fastweb.

Hay que «negar con fuerza las ‘noticias falsas’ sobre 5G, ya que afectan el desarrollo digital del país», sostiene por su parte el grupo Iliad, empresa matriz del operador francés Free.

Todos estos problemas no han impedido a los operadores lanzar 5G comercialmente con suscripciones especiales.

Telecom Italia (Tim) ya ofrece 5G en nueve ciudades, entre ellas Roma, Turín, Florencia y Nápoles, y  «pronto» estará en otras ciudades importantes como Milán.

Nuestro objetivo es «llegar a toda la población en 2025/2026», explicó Tim, cuyas ofertas comerciales están dirigidas tanto a empresas como a particulares.

Según el ingeniero Gianni Ferranti, jefe de asesoría y capacitación para Europa y América Latina del fabricante sueco de equipos Ericsson, después de un año tan complicado como el 2020, el 2021 puede abrir una nueva fase.

Un objetivo que se podrá cumplir si el gobierno mantiene las ventajas fiscales y los precios de los teléfonos móviles con capacidad para el 5G caen.

«Es que con 5G es posible que 30.000 espectadores de un concierto puedan enviar al mismo tiempo una foto sin que el sistema se derrumbe. Algo que no es posible actualmente», explicó a referirse a la velocidad de transmisión de datos, mucho mayor a la actual.

Fuente: Rcn