Saltar al contenido

NBA usará MagicBands y anillo inteligente en partidos de Disney

Los jugadores tendrán que cumplir con un importante protocolo de salud para evitar la propagación del coronavirus en caso de que exista algún contagio.

El 31 de julio es la fecha prevista para que el torneo de la NBA se reanude, aunque nada en la liga de baloncesto estadounidense será como antes: los partidos serán sin público —aunque habrá un poco de gente en las tribunas entre periodistas, otros jugadores y directivos—, se jugarán en recintos cerrado en Disney World, en Orlando, y los jugadores y el equipo técnico tendrán que usar un anillo inteligente Oura y una pulsera MagicBand para monitorizar su salud.

Según el reporte de CNBC, Disney y la NBA tienen un plan para permitir que los partidos se realicen con medidas extremas y la implementación de mucha tecnología para evitar un contagio masivo por coronavirus.

Por un lado los jugadores utilizarán el anillo inteligente Oura, que tiene la capacidad de medir la temperatura, la oxigenación en la sangre y otras variables, y que se ha estado utilizando en un estudio de la Universidad de California San Francisco para intentar detectar de manera temprana el contagio de COVID-19.

Debido a la precisión con la que puede determinar condiciones del sueño, actividad física y temperatura corporal, los jugadores y personal esencial tendrán la opción de utilizarlo todo el tiempo, excepto en las prácticas y en los partidos. De hecho, un estudio del Instituto Rockefeller de Neurociencia de la Universidad de West Viriginia concluyó que usando una plataforma de Inteligencia Artificial, el anillo Oura puede detectar los síntomas de COVID-19 hasta tres días antes de que sean evidentes; la plataforma tiene un 90 por ciento de efectividad, según dijo la empresa en un comunicado.

Los datos obtenidos a través del anillo serán estudiados por la Universidad de Michigan, que estará muy al pendiente de la salud de cada participante del estudio. La fuente dice que los jugadores tendrán acceso total a los datos, pero los equipos solo los conocerán si alguno de los jugadores presenta síntomas del coronavirus.

Las MagicBand, las mágicas pulseras de Disney que dan acceso a hoteles, restaurantes, impresión de fotografías y hasta los parques, serán la llave esencial de los jugadores de la NBA a partir del 31 de julio, cuando inicien esta parte final del torneo de la temporada 2019-2020.

CNBC asegura que todos los equipos obtendrán una MagicBand que deberán usar todo el tiempo —de nuevo, excepto en entrenamientos y partidos. Además de las funciones antes descritas, la pulsera se usará en puntos de registro de seguridad y de coronavirus, en donde los jugadores previsiblemente tendrán que medir su temperatura.

La MagicBand también ayudará a la liga ya que se utilizará como herramienta para el rastreo de contactos. La NBA será capaz de saber si un jugador o personal de equipo diagnosticado con COVID-19 estuvo en contacto con otras personas que podrían estar expuestas.

Para evitar además que los jugadores y personal vayan a zonas en donde no se requiere su presencia y en la cual podrían no contar con la distancia social necesaria, la NBA desplegará un aviso de acceso con luz verde o roja para cada caso.

Además del anillo y la pulsera de Disney, todos los involucrados recibirán un oxímetro de pulso para medir la presión de la sangre y un termómetro inteligente. A esto hay que sumar que las credenciales colgantes de cada persona tendrán un pequeño dispositivo que servirá como alarma cuando la gente no mantengan 2 metros de separación por más de seis segundos, aunque solo se disparará si esa persona no pertenece a tu equipo.

Esa alarma no es un requisito indispensable, sino que es opcional. Como puedes ver, los jugadores no lo tendrán fácil para jugar los partidos finales y definir al campeón de la temporada de la NBA.

Fuente: Cnet.